miércoles, 2 de julio de 2008

Trampantojo













Ella y yo teníamos lunares comunes

Los descubrimos

la noche que desvirgamos sendas

que ya se conocían

Antojo de lentejas dije yo del mío

Antojo de picotas dijo ella del suyo

Prescindimos de la madre

Luna llena de chocolate dije yo del suyo

Churrasquito de tu piel dijo ella del mío

2 comentarios:

Laira dijo...

¡Qué lindo! ¡Vivan los lunares!
A seguir disfrutándolos, sí señor!

Felipe dijo...

¡Que vivan! Saludos!