lunes, 5 de mayo de 2008

Felipe



Me pusieron de nombre Felipe por el Felipe de Mafalda y curiosamente tengo bastantes cosas en común con este entrañable personaje de Quino:
Felipe es fantasioso, con un corazón de pan , muy generoso, inocente y sobre todo muy reacio a hacer los deberes de la escuela e ir a clases. Aunque vive angustiado por la escuela y las obligaciones, pasa la mayoría de su tiempo construyendo mundos de fantasía en que lo absorben y lo distraen completamente de la realidad. Su vida transcurre mitad en la realidad vista desde una óptica absolutamente ingenua y mitad en un mundo de fantasía, dónde él es apuesto y valiente. Es, muchas veces, "el gran indeciso", o sea la falta de iniciativa personificada. Su cabello es castaño y algo largo; se peina con raya al costado. La cara es alargada, y de su boca sobresalen dos dientes. Incapaz de confesar su amor, le gusta una chica llamada Muriel, vecina del barrio. No lo atrae la escuela y mucho menos la realización de las tareas. Aunque mucho no lo admite, le desagrada un poco su personalidad. Soñador, tímido, perezoso y despistado. Posee amor por la justicia y un corazón enamoradizo. Felipe es vulnerable, impresionable, pero con el carácter de una persona muy bondadosa y, a la vez, muy inteligente. Algunas veces es un romántico.
Algunas de sus frases:
“¿Cómo era todo?”
“Cuando uno no sabe qué decir, no sabe cómo decir que no sabe qué decir.”
"He decidido enfrentar la realidad, así que apenas se ponga linda me avisan..."
"¿Por qué justo a mi tenía que tocarme ser yo?"
"¡Algún día se dará más importancia a la cultura que al dinero! ¿Es ingenuo pretender que la gente aprecie más la cultura que el dinero? ¿No sería hermoso el mundo si las bibliotecas fueran más importantes que los bancos?"
"El sentido de la vida ¿es doble mano?"
"Hasta mis debilidades son más fuertes que yo."
"Siempre hay un sarcástico materialista dispuesto a estropearnos la fantasía"
"¿Y si antes de empezar lo que hay que hacer, empezamos lo que tendríamos que haber hecho?"
"La voluntad debe ser la única cosa en el mundo que cuando está desinflada necesita que la pinchen."
"¿Y cuando uno está aquí y no tiene ganas de decir nada... qué?"

3 comentarios:

Martha Barbosa dijo...

Adorei seu blog, adorei seus textos.meu blog marthacorreaonline.blogspot.com

Felipe dijo...

Moito obrigado por tu comentario, Martha. Me alegra mucho que te haya gustado mi blog. Espero que sigas disfrutándolo. Un saludo.

an dijo...

guapo!