lunes, 14 de septiembre de 2009

Frente a la ira, cuenta hasta cien

"Aferrarse a la ira es como agarrar un trozo de carbón candente con la intención de arrojarlo contra alguien. Al final eres tú quien se quema". (Siddhartha Gautama).

"Cuando te inunde la alegría, no prometas nada a nadie. Cuando te domine la ira, no escribas ninguna carta". (Proverbio chino).

"Amemos siempre a los demás como a nosotros mismos. Hacemos daño a los demás en la medida en que nos lo hacemos a nosotros mismos. Odiamos a los demás en función de nuestro propio odio. Somos tolerantes con los demás si lo somos con nuestros defectos. Perdonamos a los demás cuando sabemos perdonarnos". (Eric Hoffer, sociólogo).

"Llevando al extremo la filosofía de lo contrario es lo conveniente, podemos considerar a nuestro enemigo como el mejor maestro. No hay defectos que molesten más que los que uno mismo también posee, por lo que hay que considerar a la persona que nos saca de quicio como un espejo de nuestras limitaciones".

Citas y fragmento de "Frente a la ira, cuenta hasta cien", un artículo de Francesc Miralles para el suplemento de este fin de semana en El País.

6 comentarios:

an dijo...

unas páginas después de ese artículo de el país:
"Las mujeres son más empáticas que los hombres"... (pág. 29)

aina libe dijo...

¿Más empa... qué? ;)

F.

Quacking-pingüino dijo...

Sí, la empatía no sólo se usa para hacer el bien, no seamos ingenuos.

Determinadas frases envenenadas precisan de esa empatía femenina.

Aún así, he conocido tías incapaces de ponerse en otro lugar que no sea su propio ombligo, así que no me creo esas generalizaciones.

aina libe dijo...

Espero no enamorarme de una de esas... :S

F.

an dijo...

... jo cómo os ponéis.

aina libe dijo...

jajaja... verificación de la palabra (lo juro!): aboxess

F.