martes, 22 de septiembre de 2009

Por un lado quiero, por otro no sé... no sé...

Mi proceso en la Gestalt... ¿Por qué hablar aquí de ello? Por un lado quiero, por otro no sé... Pues podría escribirlo para mí pero esto en cierto modo es abrirme, intentar comprenderlo y compartirlo a través de la escritura, así que allá voy.

Tengo idealizada una cuestión: para mí el hecho de dar siempre ha supuesto dar cosas materiales (en caso de tener dinero invitaría a la gente, como hago cuando lo tengo). Es un grave síntoma de la herencia emocional recibida, más bien escasa o muy mal canalizada, por no decir prácticamente nula, ahogada en la culpa, cargada del malestar y la frustración de mis progenitores, a los que ahora comprendo y acepto. Parece que siempre he seguido la costumbre de mis padres, lo que hicieron conmigo. Se trata, en cambio, de dar emociones, de compartir, de acompañar, de respetar, de no juzgar, de confiar, de respirar.

Otro tema -y el mismo- es el de "tener que cambiar".Yo no tengo que cambiar, ese es el peso que he llevado siempre, a suerte de no tener chepa aún (que yo chepa), se trata de conectar con uno mismo. Tengo una firme voluntad de cambiar las cosas que no funcionan bien en mi vida. Aquellos que dicen que he cambiado no han entendido que lo que he hecho es modificar ciertos comportamientos y eso no está mal, pero el cambio profundo es el de conectar conmigo mismo para sufrir y gozar plenamente, para sentir lo que hay, para reaccionar tal y como soy en cualquier situación de la vida. Tengo que buscarme, en definitiva: ser yo.

Lo hecho hecho está.

(Gracias a Bruma por darme pie a esta reflexión, a Virginia por ser tan serena y juiciosa y a toda la gente que me sigue de cerca).

6 comentarios:

an dijo...

tener el valor de ser uno mismo y de aceptar a los demás como son... o no aceptarlos!
la movida es que tanto lo que me guste de mi como lo que no me guste he de aceptarlo... pero en cuanto a lo demás o los demás, según. punto y seguido.

Felipe dijo...

Es correcto. ;) Un abrazo.

amada dijo...

La mayor parte de las veces uno da mucho más de lo que cree. A lo largo de muchos años he recibido muchos regalos tuyos y muy pocas veces de tipo material (ka escasez es lo que tiene), tal vez aún no hayas descubierto que aun sin saberlo das mucho a quienes quieres y tienes cerca, nunca te he visto negar un abrazo o una esplédida sonrisa, nunca en este tiempo has dejado de escuchar a los amigos cuando pasamos por un momento "delicado" en nuestras andanzas. Eso es dar, compartir y permitir que te den. Quizás aún no lo sepas pero eres mejor persona de lo que tu mismo crees.
Cambiar... todos cambiamos, crecer... casi todos crecemos, avlucionar... todos deberíamos hacerlo, es sano.

Felipe. dijo...

Pero que encanto eres. Gracias.

Bruma dijo...

Y yo que no te habia leido hasta hoy! de nada y un placer.

Es muy valiente lo que cuentas, me gusta leerte. Mas que cambiar yo diría evolucionar, darte cuenta. De eso se trata, de ser conscientes de lo que nos pasa, sean sufrimientos o alegrías. Cuidar la energía que a veces derrochamos y otras no encontramos. El tema da para mucho pero paso a paso, mirando hacia dentro te vas conociendo, con humildad y respeto. Ese proceso no termina nunca. Es fascinante. :)

Un abrazo, que se que te gustan...

Felipe dijo...

Gracias Bruma, también lo encuentro fascinante cuando en el proceso voy viendo los avances y descubriendo cosas y cambiando de actitud... hoy tuve sesión... y me dije que escribiría un poco sobre cada una... pero aún no lo he hecho sobre esta última... veremos si hago el esfuerzo, si hago memoria, si me atrevo... con tus palabras y las del resto de personas que os asomáis por aquí la verdad es que dan ganas... porque esto no es un talk-reality-show, esto es otra cosa muy muy diferente.

ABRAZOS!