lunes, 28 de noviembre de 2011

Aislamiento



Habló, sin darse cuenta,
jugando con el eco.

Miraba la tormenta
besando un cristal seco.

Y hablando con el eco
detrás de la tormenta,

besó, sin darse cuenta,
un sucio cristal seco.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Que triste....

don vito andolina dijo...

Hola,preciosas letras van desnudando pura y genuinamente la germinal belleza de este blog, si te va la palabra encadenada, la poesía, te invito al mio,será un placer,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
gracias, pasa buen día, besos truhanes..